HAZLO POSIBLE

Agricultura

La agricultura en nuestro municipio es el principal motor de la actividad económica y de empleo. Sin embargo, la “Huerta de Madrid” necesita un nuevo impulso para que nuestros agricultores sean competitivos e innovadores y sus negocios rentables.

En los últimos años la legislación está obligando a hacer cambios en las instalaciones y en la forma de producir de los agricultores, lo que dificulta su actividad económica: la obligatoriedad de la autorización de la concesión de agua por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo para legalizar los pozos, la instalación de contadores de luz y agua y la prohibición de diversos productos fitosanitarios, entre otros.

En este programa se recogen diferentes propuestas para superar las problemáticas que afectan directamente a los agricultores del municipio.

Desde la concejalía de Agricultura se creará una Oficina de Atención a los Agricultores para facilitar la burocracia de todas las solicitudes que necesiten los agricultores, con personal encargado de gestionar y organizar dichas tareas.

Uno de los grandes desafíos que tienen nuestros productores es conseguir las concesiones de agua para sus huertas. En el caso de los terrenos municipales, en los que no se ha conseguido concesión para todos los pozos existentes, se estudiará específicamente cada caso para encontrar la alternativa adecuada y que los productores puedan continuar con su actividad económica.

Es esencial también el compromiso con el medio ambiente y dirigirnos a una agricultura sostenible. El ahorro en el consumo de agua, fertilizantes y energía serán objeto de estudio. También los productos fitosanitarios autorizados en agricultura se han visto reducidos. Un ejemplo es el dicloropropeno (DD), producto con autorización excepcional para el control de los nematodos de los cultivos. Es necesario encontrar alternativas efectivas y sostenibles mediante la investigación, innovación, colaboraciones, acuerdos y proyectos con el Instituto Madrileño de Investigaciones, Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), la Universidad y empresas para conseguir soluciones viables.

La “Ordenanza reguladora de los traspasos de titularidad en los arrendamientos de fincas de propiedad del ayuntamiento”, aprobada en el 1986 y ya obsoleta, está dificultando el crecimiento de la actividad agrícola en el municipio. Se revisará para que nuestros agricultores puedan acceder a fincas abandonadas y que se haga un buen uso de ellas.

Se negociará con la Comunidad para intentar desbloquear las calificaciones urbanísticas de las huertas y poder acceder a las ayudas para la modernización de las estructuras agrarias, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y por la Administración General del Estado.

Se llevarán a cabo las tareas de mantenimiento y mejora de los caminos rurales para facilitar el acceso y paso a las diferentes zonas del municipio y garantizar el desarrollo agrícola del municipio.

Los vecinos tendrán mayores facilidades para desempeñar la actividad agrícola en nuestro municipio con una agricultura innovadora, sostenible y competitiva, en el que podrán contar con la ayuda del ayuntamiento día a día.